Predicas para Jovenes

sábado, 15 de mayo de 2010

BOSQUEJO BIBLICO - La necesidad de disciplina

La necesidad de disciplina

En Gálatas 5:17 la palabra de Dios nos dice que hay una lucha interna día a día el Espíritu y la carne, la cual en un cristiano tiene que tener disciplina, dominio propio para poder tener victoria.

¿Cómo poder tener victoria a favor del Espíritu Santo? Por medio del dominio propio y someter las pasiones que batallan contra su alma. Así lo expresa el apóstol Pedro diciendo: Amados, yo os ruego como extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma. ¿Por qué? 1 Pedro 4:2-3

Algunas Ideas para tener victoria:

1. Mientras vivamos no demos oportunidad a la carne de que se deleite.

2. Mientras vivamos procuremos hacer la voluntad de Dios, Ej. Orar, lectura bíblica, ayunar, predicar el evangelio.

3. Mientras vivamos agrademos a Dios en todo tiempo y dejemos de agradar a los hombres, que no conocen a Dios.

4. Colosenses 3:5-9 los invito a que en sus casas lean esta porción bíblica y así veremos como tendremos victoria y dominio propio y cuando menos lo imaginemos hay disciplina en el cristiano maduro.

Puntualizo lo siguiente: Debemos hacer morir lo terrenal en nosotros. Desechando toda fornicación; que implica toda clase de impurezas sexuales tales como la pornografía, lascivias, impureza, pasiones desordenadas, etc.

Esto causa la ira de Dios, debemos dejar lo que antes practicábamos, dejando el viejo hombre.

La meta es glorificar a Dios en vuestro cuerpo; "porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Para que Dios sea glorificado a través de nuestros cuerpos." 1 Cor. 6:20

Esto nos presenta que tenemos la opción de tener:

Templaza o moderación o falta de templaza Privación total o fornicar

La invitación hermanos es, no dejarnos vencer por ninguna cosa que no glorifique a Dios, y que con nuestro cuerpos glorifiquemos al Rey de reyes y Señor de señores. Las dos razones principales son:

Por que nuestros cuerpos son miembros de Cristo.

Porque nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo.



Autor: Héctor Gerardo Ramos
Ministerio: Sanidad

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada